10
Mar
08

El Uranio En Yuty, Paraguay, ¿Motivo de Futura Guerra?

Primera Parte: El Negocio De La Guerra En Colombia.

A veces, cuando me toca escuchar, ver y leer a la corporación transnacional mediática hegemónica -perteneciente a un reducido club de plutócratas que se aferran a una filosofía y estilo de vida antiecológicas y autodestructivas- me sorprende lo mucho que son capaces de distorsionar la realidad. Los empleados de estos plutócratas, esos mercaderes de la palabra llamados periodistas, muchas veces hacen el triste papel de perifoneros de un circo. Esto alcanza hasta en lo más íntimo de nuestra localidad mestiza y campesina; así es que el “Efecto Curiyú” no fue más que el ejemplo extremo de hasta dónde se llega con tal de mercadear y especular con la información, no se informa, se busca ganar rédito$ con los sucesos; así se borra la barrera entre propaganda y noticia, naciendo la notipropaganda.

Lo mismo sucede con el tema de las FARC, cuando la prensa nacional no titubeó en seguir al pie de las letras el guión que el gobierno de Nicanor Duarte Frutos estableció en el luctuoso asesinato de Cecilia Cubas. Un guión que está muy bien acoplado a otros guiones de rango mundial. Solo se liberaron de ese guión cuando estaba más que claro que Duarte Frutos es ampliamente rechazado por la población. Algo establecido mediante encuestas (esa nueva forma de votar sin votar)

Eso mismo sucede con la falta o enorme inocencia respecto a la veta de uranio en Yuty o a las reservas de gas metano en el Chaco, algo que en el pasado provocó una disputa entre la Shell y la Standar Oil (o ESSO), producto de un mal entendido entre Prescott Bush (el abuelo del actual presidente de EE.UU.) y sus pares ingleses. Este mal entendido terminó con la muerte de treinta mil paraguayos y una cifra similar de bolivianos en una guerra fratricida de la que ambos pueblos salieron más empobrecidos que nunca. Ello fue denunciado en aquéllos tiempos por el senador norteamericano Long, pero su voz políticamente incorrecta fue rápidamente acallada a metrallazos.

Lo mismo está sucediendo en la parte norte de Sudamérica, donde el gobierno colombiano de Álvaro Uribe, sigue detalle por detalle el libreto que se le ordenó desde el gobierno de Bush, como si de un títere se tratara. El problema no son las FARC, más bien el grupo guerrillero es la solución, gran solución para los negocios del complejo militar industrial norteamericano que ve engrosar sus ganancias con las ingentes ventas de armas mediante el Plan Colombia. La intelectualidad latinoamericana desde hacía años había denunciado al Plan Colombia como un proyecto guerrero de Washington para generar guerras y más guerras en todo el cono sur. Las FARC no son enemigas en este negocio, son socias, de ahí que en la investigación judicial -por crímenes de lesa humanidad- a Vladimiro Montesinos; el brazo derecho de Fujimori durante la dictadura en Perú; saltó el hecho de que el mismo fue intermediario entre la CIA y las FARC para que dicho organismo norteamericano vendiera grandes cantidades de armas al grupo guerrillero. El negocio iba bien, hasta que Raúl Reyes y otros dirigentes de la guerrilla empezaron a hablar de negociaciones de paz. Reyes traicionó a sus socios y por eso tenía que ser eliminado a toda costa; nada personal, negocios son negocios y así funciona la ley de la Mafia. Así, no es extraño que el comando de las FARC ni se haya molestado por el asesinato de Reyes, más bien Uribe les habría liberado de una carga molesta; no es improbable que incluso los otros mandos de las FARC hayan participado de la masacre informando de la ubicación de Reyes.

Segunda Parte: Expandir El Conflicto Para Ganar Más En El Negocio De La Guerra En Colombia.

La muerte del vocero de las FARC, Raúl Reyes, logró generar un enorme conflicto entre tres países: Por un lado Ecuador; estrecho colaborador de Colombia en tratados antiterroristas; quien ya tenía conflictos diplomáticos con dicho país por la fumigación antiecológica y altamente dañina que hacía el gobierno de Uribe en la frontera con Ecuador; usando glifosatos prohibidos, con la excusa de destruir las plantaciones de coca de campesinos pro FARC. Por el otro lado, el conflicto con Venezuela, donde los choques verbales entre Chávez y Uribe han exacerbado el ambiente entre ambos países; ya de por sí caldeado desde el secuestro de Rodrigo Granda en Caracas, el mal llamado “Canciller de las FARC” por los medios hegemónicos. Luego, la liberación de Clara Rojas con la ayuda de Chávez ha puesto en situación desesperada a Uribe y sus socios guerreristas de Washington; que ven cada plan de paz con justicia como una amenaza terrible a sus negocios sangrientos. El conflicto entre los tres países es lo que tanto el gobierno de Bush estaba deseando, pero que es poco ante los planes que tendría el complejo militar industrial estadounidense para desestabilizar la región en aras de la santa guerra y sus píngües ganancias.

La guerra es un buen negocio para los fanáticos de ganar dinero a toda costa. El mundo está en constante conflicto, gracias a la cultura de la violencia –aún no hemos podido superar tan deplorable estado evolutivo- y antes que tratar de minimizar las disputas, es más fácil ganar dinero con las guerras, no importa si después esas guerras terminan por destruirnos, lo importante es ganar dinero ahora. Lo mismo se puede decir de quienes perifonean a favor de los que promueven las guerras y sus puntos de vista; en los que se pueden incluir a muchos periodistas paraguayos. Este es el caso del complejo militar industrial norteamericano, el verdadero gobierno detrás del gobierno, el que alzó a George W. Bush por la fuerza y que es capaz de quitar del camino a quien se le interponga (como ocurrió con el asesinado presidente John F. Kennedy)

La Futura Guerra Del Uranio

Volviendo al tema del Uranio de Yuty, una veta de por lo menos 12 mil toneladas (y puede haber más) su hallazgo ha sido pobremente contextualizado por la prensa nacional; no extraña la jugada del gobernador de Parana, Roberto Requiâo, de zambullirse en la política paraguaya cuando se habla del uranio. Parecería ser que no es algo importante. Sin embargo, una investigación sobre el mercado del uranio nos hace dar cuenta que el mismo tiene más gravedad económica y energética que el propio petróleo. El mercado del uranio se ha vuelto el principal en el mundo. Para un pueblo pobre eso es una enorme desgracia, así como lo es el petróleo para el pueblo iraquí. Más aún considerando que Brasil y Argentina recientemente firmaron un acuerdo para la construcción de una binacional nuclear, como Itaipú, pero con energía nuclear y justamente el combustible básico de todo esto es el uranio.

Así que en Yuty existe algo más importante que el supuesto petróleo que motivó la guerra del Chaco de los 1930’s del siglo XX. En aquéllos años EE.UU. se debatía en la recesión económica y a duras penas estaba vislumbrando salir de la misma con las propuestas de Keynes (las que crearon la economía Keynesiana y el consumismo) Hoy nuevamente el país del norte enfrenta una nueva recesión económica mucho más gigantesca que la del siglo XX, de ahí que el complejo militar industrial está absolutamente desesperado en poseer y controlar todos, absolutamente todos los recursos estratégicos del mundo…y el uranio y el gas que tiene Paraguay es algo demasiado importante para no codiciarlo al precio que sea. A ello se suma el nada despreciable acuífero guaraní, gran negocio para la irrigación artificial de las extensas llanuras agrícolas del MERCOSUR, un negocio con mucho futuro; a costa de los pobres y los más débiles.

Tercera Parte: Llevar La Guerra De Colombia A Paraguay. Posibilidades Para Lograr Que El Negocio sea Exitoso

¿Si fuera defensor o parte del complejo militar-industrial de EE.UU., como podría hacerme con el uranio de Paraguay? Recurso energético tan importante para una alicaída economía norteamericana, ¿cómo puedo apropiarme del mismo?

Tendría una gama de posibilidades, debido a mi situación débil en la región, buscaría las formas más sutiles y suspicaces, soluciones que; por supuesto; incluyan la venta de armas, es decir, guerras. En primer lugar tengo a la narcoguerrilla del PCC a mi favor (de hecho el gobierno de Bush ha sido muy benevolente con Duarte Frutos, a pesar de las confesas relaciones de este, sus allegados, y dirigentes de la narcoguerrilla) Por segundo lugar tengo esos bonitos planes de donación de dinero y apoyo financiero a proyectos para comprar las conciencias rebeldes y a los pocos comunicadores paraguayos que no hayan caído aún en el rol de perifonero de circo y de guerra. En tercer lugar, tengo esa gran pista de aviación para rápidamente desembarcar comandos y equipos de alta tecnología en espionaje; lo cual me posibilita realizar incursiones militares relámpago, encubiertas y repentinas en Paraguay, ya sea para provocar conflictos en la frontera con Bolivia (algo poco probable, pero útil en ciertas condiciones) o para realizar asesinatos selectivos, sabotajes u operaciones de bandera falsa, como crear fantasmales comandos de las FARC que ataquen a la gente. Lo último es de gran utilidad en una estrategia propia de una guerra de cuarta generación.

Por supuesto, todo sería sutilmente expuesto y no faltaría dar cierto apoyo a algunos periodistas paraguayos para lograr el efecto propagandístico doméstico e internacional que necesite.

El cuarto elemento es reciente, es la controversia entre Paraguay y Brasil por la hidroeléctrica de Itaipú, algo en lo que incluso la izquierda paraguaya ha caído dócilmente. Al soliviantar un ambiente de rechazo hacia Brasil, se abren las puertas para que el pueblo y el gobierno paraguayo culpen a este país de esas posibles incursiones de guerrilleros de las FARC (léase agentes de la CIA y la NSA) o para culpar al gobierno de Lula de que viola la soberanía paraguaya, todo mediante operaciones de bandera falsa que aterroricen y enojen a la población paraguaya. El máximo arte de la guerra es el engaño dijo Tzun Tzu.

Finalmente, tengo el quinto elemento, el mejor de todos, las “misiones humanitarias” de mi ejército. Enviando a mi ejército como embajadores de medicamentos a probar (experimentos biológicos) lograré que el pueblo paraguayo se acostumbre a tener a un ejército extranjero en su territorio; así lograré lo que tanto ansío.

Proyección del Negocio

No importa el gobierno, si logro crear caos y terror en la población paraguaya, esta verá como una bendición el ingreso de tropas norteamericanas. Por eso debo lograr crear el fantasma permanente de las FARC en Paraguay. Así, con una base militar permanente o; por lo menos; un “Plan Colombia” en este país, fortaleceré mi posición y lograré torcer la voluntad del gobierno paraguayo para que me de la exclusividad (saqueo) sobre el uranio de Yuty y los demás recursos (el gas paraguayo cayó bajo la influencia de Chávez, pero todo puede cambiar). Así tendré más control sobre Brasil y Argentina. Un plan perfecto que no puede fallar. El negocio ideal para ganar mucho dinero con uranio, gas, armas y -por supuesto- la muerte y el sufrimiento de los paraguayos. Sea como sea, seguro podré comprar mis perifoneros domésticos que difundirán mensajes guerreristas e inhumanos, ellos son buenos para repetir el pensamiento autodestructivo de una élite antiecológica y primitiva en su fanatismo por el poder y las riquezas materiales contaminantes.

Por supuesto, los problemas de relaciones entre el gobierno de Duarte Frutos y el embajador Cason (de EE.UU.) son solo peleas metafóricas, puramente mediáticas y superficiales. En la realidad, los intereses de Washington siguen siendo fielmente respetados en Paraguay.

Además, tanto Duarte Frutos como Bush se verían muy beneficiados de una repentina reaparición de las FARC en Paraguay, el uranio de Yuty es un fuerte motivo de reconciliación real para ello. Así que la historia de secuestros, de guerrilleros fantasmales, de masacres, asesinatos y de escuadrones de la muerte aún no ha terminado, es una pesadilla que recién comienza para el pueblo paraguayo. Si ayer fue el petróleo del Chaco el motivo para llevar el dolor y la guerra al pueblo paraguayo, hoy son el uranio, el gas y el agua los motivos actuales…

Y son un motivo más poderoso de lo que lo fue el petróleo para la guerra del Chaco Boreal.

Fuente: www.crisisenergetica.org

Anuncios

1 Response to “El Uranio En Yuty, Paraguay, ¿Motivo de Futura Guerra?”


  1. noviembre 6, 2009 en 9:14 am

    hola,soy yanina , les cuento que estoy estudiando para una prueba que tengo , y esta es la informacion que necesitaba , les agradezco mucho, sigan asi su pagina es muy buena y que les siga llendo bien 🙂


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Archivos

marzo 2008
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  
Más tráfico para tu blog
Sitio certificado por
Adoos
zona fiera milano
free classified

A %d blogueros les gusta esto: